Antigua estancia El Carrizal

Don Tristán Vivas,  alrededor de 1870, tuvo la ocurrencia de copiar una villa italiana y trasplantarla al agreste paisaje del norte cordobés. A un costado del antiguo Camino Real, en medio de un paisaje bajo de matorrales, irrumpe de repente la antigua torre de El Carrizal.

Lo que fue una hermosa villa, con galería al parque rodeando la parte central y permite soñar con noches de verano y cielos estrellados cuando el edificio fue construido.

En el interior, pisos de madera, paredes donde aún se pueden observar delicadas flores pintadas y en la parte central, techos que sobreviven sostenidos por vigas que amenazan romperse, son dominados por la presencia de una, hoy endeble, escalera de madera que trepa al primer piso aunque subirla en la actualidad es una temeridad.

En la parte trasera, unas paredes derruidas muestran que en algunas partes se utilizó barro como unión de los ladrillos.

Sin techos, con la vegetación que avanza, aun así muestra la importancia del lugar.

Al otro lado del camino está el nuevo casco de la estancia.

Los arquitectos le llaman pintoresquismo al estilo que reedita, como en este caso, un estilo europeo en estas tierras.

Visita 360

Galería de imágenes

Ubicación:

norte
10 km al Norte: Monumento a Pancho Ramírez
aqui
Usted está aquí: Antigua estancia El Carrizal
sur

20 km al Sur: San Pedro Norte