Monumento Barranco Yaco

En Barranca Yaco, nueve cruces recuerdan un oscuro episodio de la historia nacional: En una curva, a pocos kilómetros de Sinsacate, se escuchó un estruendo:

fue un caluroso 16 de febrero de 1835 cuando Facundo Quiroga, acompañado por un  reducido grupo de hombres, galopaba rumbo a Buenos Aires, donde estaba residiendo, (amparado por Juan Manuel de Rosas, cuyo gobierno le había encargado una misión en las provincias) y estaba regresando después de haber cumplido su cometido. 

Los rumores atravesaban Córdoba dando cuenta de que los hermanos Reynafé lo habían mandado a emboscar en Barranca Yaco, pero Quiroga, desoyendo los consejos que le sugerían cambiar de recorrido o pedir una escolta continuó por el mismo camino.

Tiempo después los acusados del crimen fueron ajusticiados por orden de Rosas.

Visita 360

Galería de imágenes

Ubicación:

norte

11 km al Norte: Posta de los Talas

aqui
Usted está aquí: Monumento Barranco Yaco